Desde siempre la música ha funcionado como un aliciente para el ser humano, sin darnos cuenta la hemos utilizado para calmar o incentivar nuestras emociones, siendo esta un de las razones por las que menudo se emplea dentro de centros hospitalarios como Hospiten. Es conocido en diversos países del mundo que este grupo ha venido escalando posición gracias al incansable trabajo que ha venido realizando Pedro Luis Cobiella Hospiten, pues se ha encargado de vincular al sector salud con el turismo bajo los mejores estándares y tecnología, para convertirse en un producto de exportación.

¿Mejora la música la salud?

Cuando se escucha o tocar música, esta se convierte en una actividad realmente estimulante, que es capaz de divertirnos y relajarnos de forma simultánea. Pero en la actualidad sabemos que la música no sólo se limita a eso, sino que es capaz de otorgarnos enormes y variados beneficios a nuestra salud. Es por ello, que seguidamente mencionaremos algunos de estos beneficios.

Mayor creatividad

¿Aún tienes en mente la última vez que te dedicaste a escuchar música con un volumen bastante alto? Posiblemente ello te bloqueó y gracias a ello no pudiste prestar atención en realidad a lo que hacías. Pero si esa música la hubieses escuchado con un volumen moderado, habrías incrementado tu creatividad. Ello lo afirman en el estudio “Is Noise Always Bad? Exploring the effects of ambient noise on creative cognition”.

Capacidades cognitivas mejoradas

De seguro cuando oyes alguna canción que te agrada, ello te hace mejorar tu productividad mientras ejecutas diversas tareas repetitivas, y es que ello no es sólo una ilusión, sino que se encuentra demostrado a nivel científico, y de acuerdo a la doctora en psicología Joanne Cantor, la música nos hace más precisos y eficaces en la realización de estas tareas.

La ansiedad se ve disminuida

Cuando escuchamos música de forma consecutiva, o bien, llevamos a cabo determinada terapia musical, hace que las personas que padecen de enfermedades como el cáncer puedan reducir su ansiedad y con ello puedan sentirse con un mejor estado de ánimo.

Aflora el buen humor

Enfocados en diferentes estudios, estos nos confirman lo que posiblemente ya sabíamos, y es que escuchar música nos puede dotar de un humor mejorado. En ello, los científicos de la Universidad de Missouri han encontraron que cuando se escuchan canciones alegres, ello hace que las personas puedan elevar su nivel de felicidad, tanto si lo hacen de forma intencional, como en esas situaciones donde simplemente se escuchan, sin estar dispuesto a mejorar su humor.

Se minimiza el estrés

De acuerdo a una tesis que fue presentada en la universidad de Gotemburgo, demuestra que según a distintas investigaciones, que las personas que suelen escuchar música de forma constante pueden ver reducido su nivel de estrés. La autora, Marie Helsing, sugiere que es realmente importante tomar en consideración el momento en el que se escucha la canción.

Se logra reducir la presión arterial

Sustentados en la investigación que se efectuó por la Sociedad Estadounidense de Hipertensión, solo es suficiente oír unos 30 minutos de música clásica o celta, y puede se indistintamente en la mañana o la tarde, para lograr que la presión arterial se normalice.